Hablamos de metodologías centradas en el alumnado, en la indagación y resolución de problemas, en el trabajo cooperativo y en la liberación de “problemas” que para algunos suponen los libros de texto. En educación de adultos el principio de atención a la diversidad, nos lleva a la investigación, a la continua búsqueda de cómo transmitir los contenidos ante tanta disparidad de niveles, circunstancias personales…
Estas metodologías nos permitirán pensar, construir y vivir la enseñanza de una manera más plena y creativa, estimulando el protagonismo del alumnado, su curiosidad por el conocimiento y acercando la enseñanza de contenidos a la realidad.